Hipertrofia

¿QUÉ ES LA HIPERTROFIA PROSTÁTICA?

La hipertrofia Prostática es una enfermedad asociada a la próstata, obviamente, que consiste en el aumento anormal del tamaño de ésta debido a la edad y a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo del hombre.

El aumento del tamaño de la próstata es una patología muy común entre los hombres de edad avanzada, siendo muy probable que a los 70 años padezcan hipertrofia prostática.

Asimismo, es importante mencionar que la hipertrofia prostática es de carácter benigno, no cancerígeno, además de que puede producirse en hombres de edades comprendidas entre 40 y 80 años en adelante. El principal problema de la hipertrofia prostática benigna es que debido a la posición de la próstata en el cuerpo humano, atravesada por la uretra justo a la entrada de la vejiga y frente al recto, al aumentar de tamaño ejerce presión sobre la uretra causando problemas a la hora de orinar. Para el alivio definitivo de estos problemas, lo más probable es que se requiera de una intervención quirúrgica de próstata.

CAUSAS DE LA HIPERTROFIA PROSTÁTICA BENIGNA

Como ya hemos comentado, la principal causa de la hipertrofia prostática benigna es la edad y los cambios hormonales que se producen con el paso del tiempo, principalmente el aumento de los estrógenos sobre la testosterona. Realmente la próstata no deja de aumentar de tamaño a lo largo de toda la vida, siendo este aumento relativamente pequeño.

Otros factores predisponentes al aumento del tamaño de la próstata son la existencia, en personas mayores de 70 años, de obesidad, hipertensión, intolerancia a los hidratos de carbono por resistencia a la insulina y alteraciones en las grasas de la sangre. En estos casos el volumen prostático es cuatro veces superior y más rápido que en personas de la misma edad sin estos factores añadidos.

SÍNTOMAS DE LA HIPERTROFIA PROSTÁTICA

Los síntomas de la hipertrofia prostática están directamente relacionados con la micción (orinar). Entre ellos encontramos:

  • Micción intermitente. Debido a la presión que ejerce la próstata hipertrofiada en la uretra la orina no fluye con facilidad produciéndose intermitencia en el momento de orinar e incluso la necesidad de realizar esfuerzo para ello.
  • Retención de orina y dificultad de vaciado de la vejiga. En estos casos, el paciente tiene tantos problemas para orinar que acaba reteniendo orina en la vejiga durante cada micción siendo casi imposible su vaciado completo.
  • Reducción del tamaño y fuerza del chorro urinario. Como comentábamos, la próstata aquejada de hipertrofia prostática oprime el conducto uretral reduciendo el canal por donde fluye la orina, lo que reduce el calibre del chorro urinario e incluso la fuerza con la que sale.
  • Infecciones de orina. Debido a la dificultad a la hora de vaciar la vejiga completamente, es posible que la orina no evacuada favorezca la proliferación de infecciones urinarias.
  • Aumento de la frecuencia urinaria. Al no poder vaciar la vejiga por completo, los pacientes sienten la necesidad de orinar en más ocasiones de las normales, sobre todo por la noche.
  • Problemas renales y sangrado urinario. Esa es una de las complicaciones más graves de la hipertrofia prostática benigna, siendo vital su tratamiento con el especialista en urología.
Programe su consulta aquí, whatsapp